Otra vez incidentes en la cárcel de Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Internos del Penal 3 protagonizaron nuevos conflictos que casi terminaron en un motín. Debió intervenir el grupo Coer y el personal penitenciario. El director de la cárcel de Bariloche, Manuel Poblete, informó que “durante todo el fin de semana largo se vivieron situaciones de conflicto protagonizados por determinados internos, que se fue controlando y mantuvieron en alerta al personal de guardia permanentemente”.

Como sanción hubo detenidos trasladados, cuyos familiares protestaron ayer en las puertas del penal y anoche mantenían ocupada la oficina donde funciona la dirección de la unidad.

Poblete indicó que el lunes pasadas las 21:30 se vivieron los momentos de mayor conflictividad, cuando internos del pabellón 1 “comenzaron a provocar al personal penitenciario con exhibición de facas; caminaban de punta a punta por el pasillo y trataban de motivar al pabellón 2 contiguo para que se sumen a las provocaciones”, aunque no lo consiguieron.

Los internos que estaban más alterados “se agolparon contra las rejas y comenzaron a romper sillas y mesas que fueron apilando con colchones a la altura de las rejas” que dividen los pabellones.

En un principio la maniobra era para evitar el ingreso de los guardias “y posteriormente con claras intenciones de efectuar una quema”. Dijo que convocaron al fiscal de turno, quien instruyó a la dirección del penal a que se actúe con rapidez para no vivir sucesos como los del 25 de diciembre pasado, cuando hubo un motín y un incendio que dejó varios internos heridos y uno fallecido.

Poblete dijo que se convocó al grupo especial Coer “con el debido conocimiento del juzgado de turno, a cargo de (Martín) Lozada, por medio del secretario”.

Según señaló el director del penal, que los principales agitadores del conflicto fueron Daniel Mayorga, Ricardo Lepín, Juan Huenchuán Ojeda y Walter González. Los tres últimos habían arribado el sábado procedentes del penal de Viedma, junto con otros tres presos que habían sido enviados a mediados de enero pasado a la capital para descomprimir el nivel de conflicto en Bariloche. Poblete sostuvo que luego se hizo una requisa en el pabellón 1 que permitió incautar facas, algunas de hasta 50 centímetros de largo, y un recipiente con la bebida alcohólica casera conocida como “pajarito” y una botella de whisky.

Los internos identificados fueron trasladados al Penal 2 de Roca para cumplir con la sanción impuesta, por no contarse con espacio físico adecuado en la unidad barilochense, por disposición del Servicio Penitenciario Provincial.

 

 

fuente http://www.rionegro.com.ar/diario/otra-vez-incidentes-en-la-carcel-de-bariloche-1069250-9521-nota.aspx